lunes, 5 de febrero de 2007

Sigo deprimido, incluso más que ayer, porque tenía la esperanza de que Tali apareciera.
Pusimos carteles en veterinarias, y también por la calle.
Avisamos a la gente del barrio.
Esperemos que aparezca pronto.

Mientras tanto, mamá se encargó de quitarnos un poco esa duda que teníamos sobre el misterio con el que se mostraban ante nosotros, y nos anticipó algo:
Es algo que papá y yo sabemos que les va a encantar, nos dijo. Nos lo pidieron hace un tiempo, y ahora se lo cumplimos.
Tantas cosas les hemos pedido... ¡váyase a saber con qué nos vendrán esta vez!

2 comentarios:

Vaskita dijo...

USADOR!!!
jaja, no mentira
te está quedando copado el personaje
es muy querible
y tiene cara de agustín!
JAAAAA
en fin,
ojalá que aparezcan pronto, Tali y la respuesta al misterio ;)
te quiero bobo,
besooo

ultrafina dijo...

un hermanito??
ayyyy me agarraron las ansias.