lunes, 12 de febrero de 2007

Quiero explicar, no con muchos detalles, el por qué de mi ausencia durante estos cuatro, casi cinco días.
Jueves 8 de Febrero: a la madrugada arrancamos para Bahía. Día de viaje, llegamos pasado el mediodía. Fuimos a comprar los pasajes, y estaba cerrado. Paseamos por el centro; bastante lindo, aunque un poco sucio. A Tali y Combotas los dejamos con Miguel y Dora
Viernes 9 de Febrero: Compramos los pasajes. Ibamos a volver, pero decidimos quedarnos un día más en el hotel porque nos hicieron descuento de nosequé. Fuimos al shopping.
Sábado 10 de Febrero: Al mediodía salimos para acá. Llegamos a eso de las siete de la tarde.
No había internet. Maldito internet.
Domingo 11 de Febrero: Nos fuimos a quejar al servidor porque hacía un día y algo que no nos andaba internet. Nos dijeron que iban a ir a verifiar los servicios en cuanto pudieran.
Lunes 12 de Febrero: Vinieron los señores del servicio y arreglaron el internet.


Mañana mismo voy a empezar a estudiar un poco sobre duendes, porque dicen que en el sur hay muchos, y yo quiero reconocerlos cuando los vea.
No les dije, ¿no?
¡Me voy al sur! ¡Esa era la sorpresa que papá y mamá nos tenían guardada!

1 comentario:

Magonzi dijo...

¿Te digo un truco? Deja debajo de la mesa un manual sobre comportamientos humanos y encima un bombón de chocolate blanco con canela, también ellos quieren reconocernos y se mueeeren por entendernos. ¡Y Yo! A ver si pican... ¡Suerte!