miércoles, 2 de marzo de 2011

vieja IV

la mesada de la vieja
estaba al final de un largo pasillo
(que era su casa).
no tenía heladera, ni sillón, ni televisor.
sólo una mesa, dos sillas, tres ventanas,
un reloj, una olla y un frasquito.

4 comentarios:

edu dijo...

Cuando uno está por rendir un final, recordar pubicar en Blogger se vuelve bastante complicado.

Cristinota dijo...

no hacen falta mas cosas!!
por cierto,que te sucede??a que te refieres con "final"??

un besico!!

Anónimo dijo...

esta genial edu!! lo voy a chusmear profundamentE!!

Camilo Rebelde Alegre!!

Lulii Cattáneo dijo...

Es verdad, los finales nos vuelven locos! genial el blog :Dy voy a comenzar a leer Alí. Saludos.